Previsión de incremento en España de los viajes en familia para 2023

Según el último estudio de la Federación Española de Familias Numerosas, España ha experimentado una recuperación en los viajes en familia durante el 2022, con un crecimiento del 4,2%, en comparación con el año previo a la pandemia.

El destino como elemento determinante, seguido del precio

La tendencia para 2023 es que siga creciendo, siendo el precio un elemento decisivo para este público, a la hora de elegir las vacaciones. Si en 2022 el 38% de las familias indicaron el precio como la variable más importante a la hora de escoger destino y alojamiento, se espera que, durante el 2023, crezca hasta el 61%.

Asimismo, se prevé que el destino seguirá siendo el aspecto más importante a la hora de elegir las vacaciones, con un 59%, es decir un 3% más que en 2022, frente a un 41%, que es un 3% menos, que lo hará en función del alojamiento.

Aunque para las vacaciones de verano sigue predominando el factor “sol y playa” como driver principal a la hora de elegir un destino, con un 54%, que es un 1% más que en 2022, en el caso de Navidades y fines de semana, ganan los destinos de interior.

Tendencia a reservar con mayor antelación

Por otro lado, también se destaca en este estudio que hay un aumento en la intención de realizar las reservas de forma anticipada. A pesar de que la mayoría, un 36,51% del total, sigue reservando con uno o tres meses de antelación, crece en un 8% la intención de hacerlo con cuatro o seis meses de antelación, lo que significa un 19% del total. Incluso crece en un 25% la intención de reservar con seis o más meses de antelación, con un 14% en total.

Actividades para niños, clave en la decisión de las familias

Finalmente, la sostenibilidad a la hora de elegir destino también se incrementa en un 20%, pero es superada por la oferta de actividades para niños en el destino, con un 54%, siendo este uno de los aspectos más importantes para que las familias se decidan.